Esto encontré escrito en un word

31 DE OCTUBRE 2013

Halloween. Impuesto y todo, pero Halloween al fin y al cabo. Eso lo dicen todos los lugares por los que pasé y toda la gente que vi hoy. Coincidencia: con Seba empezamos a ver Freaks and Geeks anoche y el único capítulo que no tenía subtítulos, y que llegué a ver a mi casa sola por eso, era el de Halloween. Escucho desde el patio a los vecinitos gritando “dulce o travesura”, qué travesura se van a mandar los culiaos si andan con sus papás o hermanos mayores o tíos o qué sé yo. No me da miedo no darles lo que piden. En mi casa no tenemos ni para almorzar mañana y vamos a tener dulces para desconocidos y pendejos que le tiran pelotazos al Bruno cuando lo sacamos a pasear. Suena triste, pero es cierto; como una canción de Metallica. En el Winamp suena The Brian Jonestown Massacre y pienso en Metallica. Y no es triste, pero sí es cierto. Apagué las luces de la casa que dan a la calle mientras gritaban, para que entendieran la indirecta. Tostaba pan en ese momento y la llama de la cocina era lo único que iluminaba. Dejaron de gritar y se fueron. El Bruno dormía tranquilo en el futón. Pensar que a veces no darle a alguien lo que te pide es un bien. Otra cosa que pasó hoy: nos estábamos tomando las últimas dos botellas de un six pack con el Seba en Sargento Aldea con Pinto, en una cuneta y nos topamos con el Eleacín, un ex compañero. Ahora es “un ex compañero”, sin embargo en su momento era del círculo cercano, de esos de los que, a la fecha, vamos quedando el Seba, Warren y yo. A veces el Zapallo, a veces el Duarte, a veces el Torino. Quién lo hubiese dicho. Nunca hubiese imaginado mi nombre en la lista de los sobrevivientes. En fin. Ahí estábamos con el Eleacín, resumiendo nuestras vidas o últimos años en una frase de generalidades cuál de todas menos cercana a la realidad. Resulta que el Seba es un estudiante que está terminando la U y yo soy una cesante que busca trabajo. Tan únicos que nos creíamos. El Eleacín se fue y nos fuimos a tomar una malta al club de carabineros retirados, un lugar al que siempre quise ir pero que mi abuelo me decía que no. Le escribí una carta pidiéndole disculpas por eso mientras el Seba iba al baño. Me sentí mejor al rato. Mañana lo iré a ver al cementerio, para el día de los muertos. Será la primera vez que lo hago desde que murió; será la primera vez que voy al cementerio en una cantidad de años que mi memoria alcoholizada no es capaz de recordar.

Tags: diario

IS EVERYONE HANGING OUT WITHOUT ME? (MINDY KALING)

Una noche, luego de su baño, Haley me apartó, destruida por la culpa: “Mi mami quería saber quién se comió las roscas de pizza con forma de tortuga, y yo sabía que habías sido tú, pero mentí y dije que había sido yo”. Estalló en llanto. La abracé y le dije: “No puedes decirle a nadie la verdad, nunca”. Y luego la dejé quedarse en pie una hora más de la cuenta, viendo Lizzy McGuire.

*

Si puedo dar un pequeño consejo a los licenciados en drama, a cualquier estudiante de teatro en el colegio, o a un preso que está leyendo esto en la biblioteca de la cárcel y que sueña con que le den un personaje en la obra de la cárcel, es este: escriban tu propio papel. Es la única forma en que he llegado a algún lado. Es un trabajo mucho más difícil, pero a veces tienes que tomar tu destino en tus propias manos. Te obliga a pensar cuáles son tus fortalezas realmente, y una vez que las encuentras, puedes exhibirlas, y nadie puede detenerte.

*

El trabajo del escritor de comedia es, esencialmente, sentarse y tener conversaciones graciosas sobre situaciones hipotéticas, y eres recompensado por la originalidad del detalle.

*

Cada persona tiene un momento en el que descubre que ama a Amy Poehler.

*

¿Pero cuándo esta popular y hermosa genia tuvo este gesto tan amable hacia mí? Ese fue el momento en el que empecé a amar a Amy Poehler. Ella sabía que me acobardaría, y ella iba a tener que facilitarme gentilmente la sociabilidad. Caminamos por la Calle Cuarentainueve con un grupo grande de gente y Amy me preguntó por mi vida en Los Ángeles. Le dije, muy consciente de verme nerviosa. Esta era la mujer que, diez años atrás, me inspiró para tener a mis padres despiertos luego de la 1 de la madrugada para verla en “Late Night with Conan O’Brien”. Cuando decía algo un poco gracioso incluso, Amy se reía a carcajadas amablemente (esto suena extraño, pero es la mejor forma de describir la risa de Amy Poehler: una amable y embriagante carcajada).

ATTEMPTING NORMAL (MARC MARON) (1)

Deduzco lo que puedo. Termino alguno de los pensamientos inconclusos persistentes en mi cabeza agregando los pensamientos de los genios y construyo desde allí.

*

Hay cientos de casetes de audios y de videos. Yo en “Una noche en The Improv” en 1989, “Caroline’s Comedy Hour”, tomas estáticas de sets en clubs de distintas ciudades, casetes de sets de más de veinte años de actuaciones por todo el país. Mi intención era escucharlas y aprender, trabajar mi oficio, pero no lo hice realmente.

*

Pedazos de papel con escritos sobre ellos –ya no me puedo conectar con los pensamientos o sensaciones que los hicieron nacer, que me condujeron en a ese momento desesperado y muy nervioso en que garrapateé en un vagamente legible borroneo, como si se tratara del muro de una cueva. Todos dicen lo mismo de una forma u otra: “Estoy aquí. Este soy yo en este momento”. ¿Acaso pienso que estas cosas serán importantes después de mi muerte? ¿Acaso pienso que los investigadores estarán entusiasmados porque dejé tal tesoro desorganizado de evidencia creativa? ¿Se van a pelear los archivos en las bibliotecas de las universidades?

*

Cientos de miles de personas se han unido a estas conversaciones como audiencia, lo cual ha confirmado una de las extrañas creencias que ha dado forma a mi vida: Las personas quieren compartir, pero normalmente, no lo hacen.

*

La forma como manejamos ser humanos es de donde todas las buenas historias, los chistes, el arte, la sabiduría, las revelaciones y las putas mentiras, vienen.

*

En nuestra entrevista, Conan dijo algo sobre el secreto de su éxito: “Métete en una situación en la cual no tengas opciones”. Y eso es lo que hago, porque no tuve opciones. Estaba en la ruina y destrozado y perdido cuando empecé con WTF.

*

Este es quien soy: pienso de más y mastico. Soy obsesivo. Pero lo que realmente deseo es alivio. La mayoría de las personas son iguales. Todos estamos transportando alguna mierda. Cuando escuchas las cosas por las que han pasado las personas y te das cuentas de que has pasado por lo mismo, te provee de una asombrosa cantidad de alivio. Nos da esperanza. Y creo que eso es lo que supuestamente debemos obtener de cada uno. La esperanza de que, tal vez, solo tal vez, vayamos a estar bien. Tal vez.

*

Imaginar lo peor siempre ha sido un gran consuelo para mí. Si hay una turbulencia,  es inminente que el avión va a estrellarse. Si ella no contesta el teléfono, está culiando con alguien. Si hay un nódulo, es un tumor. Pensando así me protejo de la decepción.

Tags: lecturas2014

LOS LIBROS DE MARC MARON

Hay cientos de libros aquí. Estoy rodeado por un imperio de libros sin leer y otros parcialmente leídos. Títulos como: “La negación de la muerte” (leído), “Mil mesetas” (Dios, lo intenté), “La familia” (etapa Manson), “El héroe de las mil caras” (leído por encima, difícilmente), “El arcoiris de la gravedad” (nop), y “The Illuminatus! Trilogy” (por supuesto). Hay varias biblias, “La Eneida”, “La Odisea”, “La antología de la poesía norteamericana”. Tengo Freud, Reich, Barthes, Fromm, Spinoza, Platón, Hunter S., DeLillo, Bangs, Benjamin, novelas gráficas, los cómics de Hellblazer, poesía beat, libros de cocina.

No estoy presumiendo. Estoy avergonzado. La mayoría de los libros que tengo son indicadores de mi inseguridad. Realmente quise ser un intelectual. Realmente quise comprender a Sartre. Pensé que eso era lo que hacía inteligentes a las personas. He intentado leer “El ser y la nada” no menos de veinte veces en mi vida. Realmente pensé que cada respuesta debía estar en ese libro. Quizás es así. La verdad es que, no puedo leer nada con algo de distancia. Cada libro es un libro de autoayuda para mí. Simplemente tenerlos me hace sentir mejor. Subrayo profusamente, pero no retengo demasiado. Leer es como una droga. Cuando estoy leyendo estos libros, siento que soy yo quien piensa lo que está siendo leído, y eso me da una descarga de adrenalina. Eso es suficiente.

( de “Attempting Normal”)

Tags: lecturas2014

Hasta la nerdad definitiva.

Hasta la nerdad definitiva.